Problemas digestivos

Problemas digestivos

¿Qué es el sistema digestivo?

El sistema digestivo está formado por un conjunto de órganos encargados de procesar los alimentos y extraer de ellos los nutrientes que el organismo necesita para funcionar de manera adecuada. Integran este sistema el estómago, el intestino grueso, intestino delgado y el hígado, entre otros.

En un trabajo con un alto nivel de eficiencia y sensibilidad, transcurren en promedio 24 horas para que los alimentos pasen a través del tracto gastrointestinal, que aproximadamente mide siete metros de largo.

Señales de alerta

Todo lo que comemos es inicialmente masticado y reducido a trozos pequeños antes de que pase por innumerables contracciones musculares que transportan el alimento a través del sistema, donde se mezcla a fondo y resulta químicamente degradado. Los nutrientes se extraen para su uso en el cuerpo, mientras que los residuos restantes se excretan.

Comida inadecuada, comer rápido, alérgenos o el estrés pueden modificar el ritmo de la digestión y generar una serie de síntomas poco agradables, tales como náuseas, acidez, calambres y otros problemas.

Muchos de estos efectos pueden ser regulados mejorando los hábitos de alimentación y de manejo del estrés. No obstante, estas señales también pueden ser manifestación de una enfermedad digestiva, por lo que es recomendable consultar a su médico cuando los síntomas persisten.

Problemas digestivos

Gracias a sus características multifocales y a su composición en base a varios componentes, los medicamentos de la medicina biorreguladora pueden favorecer la regulación de los procesos del sistema digestivo y aliviar síntomas asociados a problemas.

Los medicamentos Heel pueden ayudar en los siguientes problemas o síntomas:

• Gastritis aguda y crónica

• Síndrome de intestino irritable

• Estreñimiento

• Diarrea

• Meteorismo

• Espasmos estomacales, del intestino y de la vesícula biliar