Vértigo

Vértigo

¿Qué es el vértigo?

Se conoce como vértigo a la impresión ilusoria de que los objetos se mueven alrededor de uno o que uno se encuentra dando vueltas en el espacio, produciendo una sensación de mareo y aturdimiento. Se trata de un síntoma que se presenta más frecuentemente con el avance de la edad.

Se estima que una de cada cuatro personas sobre 60 años y una de cada 3 sobre los 75 lo padecen en alguna medida, viendo afectada su calidad de vida cuando no se trata adecuadamente.

¿Por qué nos sentimos mareados?

Sentirse mareado, o con vértigo, es una alarma que el cuerpo recibe del cerebro como una advertencia de mal funcionamiento. En el equilibrio participan el sistema vestibular, la visión, receptores de músculos y articulaciones y el cerebelo. Cuando el cerebro recibe una información contradictoria porque alguna parte del sistema está fallando se produce la sensación de mareo.

Las señales contradictorias pueden ser causadas por el debilitamiento de los ojos debido a la edad, el sentido del equilibrio, los músculos o el sistema nervioso. El vértigo también puede ser provocado por la fluctuación de la presión arterial, arritmia cardíaca o depresión, así como la reducción de la circulación sanguínea con la disminución de la capacidad del cerebro para procesar la información. También ocurre que algunos medicamentos pueden causar vértigo como efecto secundario.

Tipos de vértigo:

Existen dos tipos de vértigo:

  • Periférico: En este caso de trata de un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio, específicamente en el laberinto vestibular o en los canales semicirculares. En algunas ocasiones, el vértigo también puede involucrar el nervio vestibular, que es el que conecta el oído interno con el tronco encefálico.
  • Central: En este caso el vértigo obedece a un problema en el cerebro, habitualmente en el tronco encefálico o la parte posterior del cerebro, denominada cerebelo.

¿Cómo se evalúa el vértigo?

En la consulta médica se buscará primero determinar la naturaleza del vértigo. Para ello, existen mecanismos de exploración física directa y una evaluación del profesional de acuerdo a la descripción que el paciente hace de los síntomas.

Aparte de lo anterior, en algunos casos se puede solicitar pruebas de laboratorio, de audición y estudios radiológicos, entre otros.

IMPORTANTE: La información contenida sobre medicamentos en esta página es información técnica y científica, destinada exclusivamente a ser utilizada por profesionales de la salud capacitados para su debida interpretación. Las consecuencias de utilizar esta información sin consultar a un médico pueden suponer riesgos para la salud. Laboratorio Heel Chile Ltda. no se hace responsable por el uso indebido de la información contenida en esta sección.

Acepto